Nuestros fondos

Sector telecomunicaciones: retos y oportunidades

28/07/2017

El sector de las telecomunicaciones está en continua evolución para adaptarse a los cambios tecnológicos en la forma de comunicarse de la sociedad. En sus inicios el único servicio que proporcionaban las empresas de telecomunicaciones eran las llamadas entre teléfonos fijos.

 

Con la llegada de internet y de la telefonía móvil la industria sufrió la primera gran revolución tecnológica que permitió ampliar los servicios ofrecidos con conexión a internet en el hogar y las llamadas y envíos de mensajes desde el móvil.

La llegada de los teléfonos inteligentes representó el último gran avance al fusionar estos dos aspectos, cambiando el
modelo de negocio por completo pivotando desde las llamadas de voz al consumo masivo de datos, tanto en el hogar como desde los teléfonos inteligentes. De este modo, en la actualidad los servicios principales que ofrecen las compañías de telecomunicaciones son: comunicación móvil, internet y voz e incipiente pero ganando importancia, televisión de pago.

¿Qué retos plantea la comunicación móvil?

Durante el segundo trimestre de 2017 según un informe realizado por la Global Stystem Mobile Association (GSMA), el número de personas que tiene una suscripción móvil es de 5 mil millones. Más de la mitad de los suscriptores, un 55% se encuentran en Asia y Pacífico, que alberga los dos mayores mercados móviles del mundo: China e India. La región con más suscriptores del mundo es Europa, donde el 86% de los ciudadanos están suscritos a un servicio móvil. África subsahariana es la región menos penetrada en un 44%. Se pronostica que el número de suscriptores móviles únicos en todo el mundo aumentará a 5.700 millones a finales de la década. En ese momento, casi tres cuartas partes de la población mundial se suscribirá a un servicio móvil. Se prevé que la India represente la mayor proporción de crecimiento durante este período, responsable de alrededor del 30% de los nuevos suscriptores únicos en 2020.

Para poder atender el aumento de la demanda de datos móviles un factor clave en la adopción de la tecnología 4G durante los últimos años y 5G en los próximos es el espectro. ¿Qué es el espectro y por qué es tan importante? El espectro se refiere a las frecuencias de radio que se utilizan para transportar información de forma inalámbrica para un gran número de servicios cotidianos como la televisión, teléfonos móviles, redes Wi-Fi y otros sectores para la comunicación a través de ondas. Es un recurso nacional por lo que cada país tiene un control soberano sobre cómo se utiliza. Los gobiernos nacionales venden, a las empresas de telecomunicaciones, las bandas de espectro por períodos definidos de tiempo mediante subastas. La forma en que deciden fijar el precio tiene un gran impacto en la evolución de los servicios móviles. Es esencial que los precios no sean excesivos para impulsar la inversión de red necesaria para
proporcionar una excelente cobertura y capacidad de servicios.

Cambio en la infraestructura de redes

El constante aumento de datos en nuestros hogares ha forzado a las empresas de telecomunicaciones a migrar las redes de ADSL hacia la fibra óptica. Durante 2016 y lo que llevamos de año, España se posiciona como una de las grandes potencias mundiales en el despliegue de fibra óptica. Actualmente, un 29.7% del total de los usuarios disponen de fibra en sus casas, con un crecimiento del 83% durante los últimos años. En otros países desarrollados como Australia y Nueva Zelanda esta cifra es de 13.4% y 16.2% respectivamente, mientras que Japón y Corea encabezan el ranking con un 74,1% y un 72,5% en cada caso.

A finales del año pasado, la consultora Boston Consulting Group realizó un estudio en el que afirmaba que la cobertura de banda ancha ultrarrápida se estima que requerirá hasta 360.000 millones de euros en inversiones durante los próximos años.

La aparición en escena de la televisión de pago

Juntamente con la implantación de fibra óptica las empresas del sector han irrumpido en ámbitos totalmente nuevos para la industria. El producto estrella que ofrecen las operadoras en sus paquetes convergentes es la televisión de pago. El deporte y especialmente el fútbol ha sido un poderoso imán durante los últimos años para las compañías que ofrecían televisión de pago, así como series y sagas de éxito internacional. La demanda de los consumidores de dichos contenidos ha forzado a las compañías de telecomunicaciones a establecer alianzas con grandes productoras, todo ello en un entorno de elevada inflación para los contenidos.

Las empresas de telecomunicaciones buscan aumentar sus ingresos y hacer frente a la fuerte competencia que existe en el sector ampliando la oferta de sus carteras de servicios mediante paquetes convergentes, los cuales incluyen servicios de fijo, móvil, banda ancha y televisión de pago. La irrupción de estos paquetes convergentes permite a las compañías de telecomunicaciones aumentar el ingreso promedio por usuario y a la vez fidelizarlo. Estas nuevas ofertas han sido la forma de hacer frente a la aparición durante los últimos años de los llamados OTT. Los servicios Over-The-Top (OTT) son aquellos que utilizan la infraestructura creada por las operadoras para ofrecer sus servicios a través de internet, como por ejemplo Whatsapp, Skype o Netflix.

Así, las principales empresas del sector deberán seguir realizando fuertes inversiones en infraestructura durante los próximos diez años para cubrir las necesidades de los consumidores. Ello se debe, por un lado, a la demanda creciente de datos móviles en los países con más suscriptores en parte vinculado al auge de la televisión de pago, mientras que en el caso de los países emergentes la previsión apunta a una mayor penetración de la industria debido a sus grandes masas de población, sobretodo joven ya que alrededor de un 25% se encuentra entre los 25-29 años.

Retos y oportunidades

Las operadoras de telecomunicación se enfrentan a un entorno de mercado competitivo en el cual los consumidores demandan más servicios y de mayor calidad lo cual implicará importantes niveles de inversión en la próxima década. Por ello, mercados equilibrados en cuanto a tamaño y número de los participantes serán los que mantengan una mejor posición relativa en cuanto a proveedores de servicios de comunicación.

Dentro de la cadena de valor de la industria de telecomunicaciones probablemente las compañías creadoras de contenidos y los proveedores de equipamiento serán los grandes beneficiados en este entorno. En primer lugar, se espera que en el periodo 2015-2025 el crecimiento anualizado de contenidos y video dentro del ecosistema digital alcance el 20%, sustancialmente por encima de otros servicios. Adicionalmente, la competencia entre operadores por retener a clientes en base a una oferta de contenidos diferencial probablemente conllevará un alza de precios por los contenidos. En segundo término, la inversión que necesitan realizar las operadoras para poder satisfacer la nueva y mayor demanda de los consumidores jugará a favor de las empresas que proveen los productos clave en la ampliación, construcción y mejora de la actual infraestructura de redes. Desde Caja de Ingenieros Gestión confiamos en empresas proveedoras de servicios a la industria como Arris International, Prysmian, Ubiquiti Networks, Walt Disney o Naspers.

Finalmente, consideramos que los servicios Over-The-Top (OTT) se ven beneficiados del entorno actual por lo que la exposición de los fondos de CIG a activos que ofrecen este tipo de servicios es elevada. Ejemplos de compañías relevantes en nuestros fondos de inversión son Alphabet, Alibaba, Priceline, Tencent, Yandex o Ctrip.

 

icono descarga Descarga aquí la nota informativa.