Nuestros fondos

Tendencias en el sector de la automoción

26/09/2017

 

El sector de la automoción vive inmerso en una transformación por las innovaciones tecnológicas.

 

 

Actualmente, el motor de combustión convencional domina el mercado pero en los últimos años los principales fabricantes de automóviles se han visto obligados a diversificar su cartera y los vehículos eléctricos e híbridos se postulan como el transporte del futuro ya que permiten desplazarnos contaminando menos, ahorrando energía y dinero.

Según la Agencia Internacional de la Energía, las matriculaciones de coches eléctricos e híbridos alcanzaron un nuevo récord con más de 750 mil ventas en todo el mundo y el número global de automóviles eléctricos superó los 2 millones de unidades en 2016. Se espera que en 2040 en Europa, casi el 67% de los nuevos coches vendidos serán eléctricos, el 58% en Estados Unidos y el 51% en China. El anterior año, el país que más ventas realizó de este tipo de vehículos fue China, donde las ventas de automóviles eléctricos fue más del doble que en Estados Unidos. En Europa, la mayoría de los coches eléctricos vendidos se registraron en seis países: Noruega, Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos y Suecia. Noruega pero, continua siendo el líder mundial indiscutible, con una cuota de mercado del 29%.

Evolución futura vehículos eléctricos e híbridos vs. Convencionales

 

La mayoría de fabricantes están realizado fuertes inversiones en el desarrollo de este tipo de vehículos que deben de hacer frente a diferentes escenarios. Por un lado, el coche eléctrico es más sencillo de fabricar que uno de gasolina o diésel y requiere menos componentes. En su contra y para que sean competitivos con los vehículos convencionales los fabricantes se enfrentan a los elevados precios de las baterías y su autonomía juntamente con los puntos de recarga. Este último podría limitar el crecimiento de este tipo de automóviles si no se realiza la inversión en infraestructura necesaria. Hoy en día, los coches eléctricos superan las estaciones de carga públicas, lo que indica que la mayoría de los propietarios de este tipo de automóvil depende principalmente de las estaciones de carga privadas.

En cuanto a las baterías, es el principal elemento del vehículo eléctrico. Su importancia es tal que la autonomía y el precio del coche dependen de esta. En los últimos 10 años su coste ha descendido más de un 70% y se espera que esta tendencia continúe. En referencia a su autonomía también ha mejorado considerablemente. La autonomía de los primeros vehículos eléctricos superaba ligeramente los 100 kilómetros y actualmente algunos modelos superan los 500 kilómetros.

 

Pero, la industria automovilística sufrirá un cambio radical que va más allá del vehículo eléctrico. Los desarrollos tecnológicos harán realidad los vehículos autónomos siendo cada vez más estrecha la línea entre la tecnología y el sector de la automoción. Durante los últimos años hemos visto como empresas líderes en otros sectores como Google, Intel o Apple han empezado a trabajar juntamente con fabricantes tradicionales de coches como por ejemplo General Motors, Honda o Daimler y con proveedores de componentes como Continental o Delphi Automotive.

En este sentido uno de los sectores que más se benefician a medida que los coches se vuelven más complejos y utilizan nuevas tecnologías es el de los semiconductores. La demanda de estos aumenta constantemente. Actualmente, según la firma de consultoría Mckinsey, los semiconductores destinados a la automoción representa cerca del 9% de las ventas totales de la industria y se espera que los próximos años aumente alrededor de un 6%. Otro grupo de empresas que se beneficiarán del momento que vive el sector son los proveedores de sistemas avanzados de asistencia al conductor.

Todas estas nuevas tendencias en la industria y la sociedad nos hacen pensar que el coche del futuro será eléctrico, autónomo y compartido. Todos estos cambios, obligarán a los fabricantes de automóviles tradicionales a competir en múltiples frentes debido a la entrada de proveedores de movilidad compartida y los gigantes tecnológicos que aumentan aún más la complejidad de la industria.

 

icono descarga Descarga aquí la nota informativa.